CONTROL DE CLIMA

Gracias a la ventilación y extracción del aire, conseguimos rebajar la temperatura y humedad en el cultivo, también gracias a la fuerza del aire los tallos adquieren una mayor robustez.